ACTIVIDADES DE LA CAMPAÑA

#JusticiaFiscal: El agua es un derecho, no un negocio.
PAÍS: América Latina
22 Marzo, 2017

Aunque usted no lo crea, en el mundo hay suficientes recursos como para que todas las personas tengamos acceso al agua libre de impurezas. Sin embargo, actualmente la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, y se prevé que esta cifra aumente.

Esto se debe a dos factores centrales, el primero es la escasez de agua producto de la depredación de ecosistemas relacionados a este recurso. El aumento de actividades depredatorias y extractivas -con un alto consumo de agua como la minería- es alarmante, sobre todo en el marco del aceleramiento del proceso de calentamiento global. La contaminación y mal manejo de residuos afectan la cantidad de agua dulce disponible. Según la ONU, el 80% de las aguas residuales resultantes de las actividades humanas se vierte en ríos o el mar sin que se eliminen los contaminantes y el 70% del agua extraída de los ríos, lagos y acuíferos se utiliza para el riego.

El segundo factor que nos impide tener una cobertura plena de agua y saneamiento es la falta de inversión en infraestructura e instalaciones sanitarias. En la línea de los compromisos globales asumidos por todos los estados y plasmados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030, son los estados los responsables de garantizar el acceso al agua limpia y al saneamiento con miras a lograr acceso universal y equitativo a este recurso.

LOS SERVICIOS DE AGUA Y SANEAMIENTO NO DEBEN SER PRIVATIZADOS: El acceso al agua es un derecho y no puede ser administrado con criterios comerciales para lograr ganancia; sino dentro de políticas nacionales e internacionales que apunten al acceso pleno y equitativo, así como a la reproducción de las formas de vida cultural y socialmente diversas.

En este contexto: ¿los estados tienen suficiente riqueza como para financiar el acceso pleno al agua y al saneamiento? La respuesta de quienes quieren vender a ciegas los recursos y favorecer el lucro privado, será que no. Sin embargo, los estados sí tienen posibilidades de financiamiento si realizan los ajustes necesarios, en particular en los países en desarrollo, para detener el saqueo de recursos mediante deuda, evasión, elusión, privilegios tributarios y guaridas fiscales.

Según la CEPAL, América Latina y el Caribe pierden anualmente, por evasión de impuestos, más de 320 mil millones de dólares, monto equivalente a casi el total del dinero que todos los países de la región invierten en educación (95%) y a más de la mitad de lo que invierten en salud (68%). Con ese dinero podríamos duplicar el monto invertido en infraestructura relacionada al saneamiento, tratamiento y acceso al agua.

Desde el enfoque de justicia fiscal, venimos demandando que se tomen medidas contra el saqueo de recursos vía evasión, elusión, privilegios tributarios y guaridas fiscales. Según la Global Financial Integrity, los flujos financieros ilícitos entre el 2004 y el 2013 significaron 1.4 billones de dólares en América Latina, de los cuáles sólo el 12% implican actividades ilegales como el tráfico de drogas, armas o personas. El grueso 88% está asociado a la evasión y elusión de empresas transnacionales con actividad en la región: mineras, agroexportadoras, de servicios y más.

Es decir, el problema no son los limitados presupuestos fiscales de los estados end desarrollo, sino que las transnacionales no pagan lo que deben pagar. Se calcula a nivel global que los multimillonarios y las empresas transnacionales esconden al menos US$ 7.6 billones, lo que genera que una pérdida de hasta US$ 140 mil millones por impuestos que no pueden ser cobrados.

Vemos que hay suficientes recursos, pero se encuentran en el lugar equivocado: en las cuentas offshore de un puñado de personas y no invertidos en el mejoramiento de la vida de las personas.

Es momento de cambiar las reglas de juego, detener el saqueo y devolverle a la riqueza su lugar: el desarrollo de los pueblos. Demandemos #JusticiaFiscal y garanticemos pleno acceso al agua para todos.

Este proyecto es financiado por la Unión Europea

This project is funded by the Eurpean Union

Copyright © 2017 Paguen lo Justo